Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

domingo, 20 de diciembre de 2009

Las aves en la ciudad. Invierno.


Entre el trajín y el ajetreo diario pasan desapercibidos perdiéndose sus cantos en la vorágine automovilística con sus rugientes motores, radios y los claxon sonando sin parar. Pero, cuando escapamos a ese jaleo, nos abstraemos de escuchar esa polución acústica, una mañana cualquiera del invierno que ahora entra, un domingo cualquiera en el que la vida parece pausarse entumecida a causa del frío podemos disfrutar de sus cantos y vuelos que, ahora sí, se elevan por encima del habitual ruido callejero y son audibles y visibles en casi cualquier punto de la ciudad donde haya un parque, una zona mínimamente arbolada, de nuestra ciudad. Jardines que adornan entradas a portales con algún que otro arbolillo o arbusto y en algunos lugares con árboles de cierto porte enmarcados por setos y zonas ajardinadas son lugares propicios para su observación y nuestro deleite. Las pequeñas aves vuelan de árbol en árbol, de seto en seto buscando alimento, absortas en la mayoría de las ocasiones en sus quehaceres propiciando así el disfrute de su observación. No es necesario acudir a grandes parques como el de la Taconera, no. Casi en cualquier punto donde haya un árbol encontraremos a estas simpáticas aves. Que duda cabe que en parques mayores como el anteriormente mencionado de Pamplona, o el Parque de Barañain o el Parque del Mundo de la Chantrea las ocasiones y número de especies se multiplican. Pero yo me quiero referir a esas minúsculas zonas verdes que proliferan por toda la ciudad. Incluso en pequeñas formaciones de árboles que están situados en fila en cualquier calle podemos observarlos! Es genial.

No cabe duda de que el rey indiscutible por número de efectivos es, sin duda, el Gorrión común (Passer domesticus) seguido muy de cerca por la Paloma. Pero una infinidad de avecillas pueblan nuestras calles escapando a los ojos inexpertos de la mayoría. Pero ahí están. Petirrojos, Mirlos, Carboneros, Herrerillos, Mosquiteros, Lavanderas, Pinzones, Colirrojos, Jilgueros... viven entre nosotros y el invierno es una época ideal para poder observarlas. Las ramas aparecen desnudas de sus verdes vestiduras y permiten su rápida localización. No abundan los setos en los que se conserven las bayas así que los que las mantienen son asiduamente visitados al igual que árboles que aún en estas fechas son fuente de insectos, larvas, mosquitos y algún que otro fruto.
Estos son solo algunos ejemplos de la avifauna que podemos encontrar en la ciudad en invierno pero no quiere decir que sean las únicas aves existentes entre nosotros en estas fechas. Siempre hay sitios, digamos, especiales donde pueden observarse otras especies quizás menos comunes a estas.

Gocemos de su presencia entre nosotros. Hay gente privilegiada que vive en una casa con un pequeño jardín donde, con poco esfuerzo, pueden optar por aportar un extra de alimento a estas bellas aves durante el frío invierno y disfrutar en su propia casa de su observación.
Aguzad los oídos y la vista porque están ahí y su canto alegra las mañanas y los atardeceres. Tan sólo hay que prestar atención.


Salu2

13 comentarios:

mikelgar dijo...

Hola "killer", he,he,he...
Acertada entrada, cojonuda diría yo...precisamente ayer en 2 minutos ví 6 especies ya anocheciendo en "Takonera park".
Me gusta el mensaje que proyectas. No hace falta perder el culo por el "Churubito vocinglero". Disfrutemos de lo que tenemos.

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Eii Mikel!
Efectivamente ese esel mensaje!!!! Tenemos las cosas más cerca de lo que nos parece!
Gracias por tus comentarios!!
Salu2

Oliver Perez Amas dijo...

Que razon tienes jejeje. Muchas veces nos dedicamos a observar y fotografiar especies "raras" y de las otras como que pasamos.

jorge nubla carmona dijo...

Eso sin mencionar Urracas, Grajillas, Cernícalos y nuestros visitantes estivales Aviones y Vencejos que se hospedan en nuestros edificios.

Un saludo.

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Efectivamente amigo Jorge! Pero eso lo dejo para una segunda entrada en la que levantemos la cabeza y miremos un poco más arriba, jejeje

Salu2

Naturaleza y M. A. dijo...

Geniales fotos ,un saludo

victorcardoso dijo...

Hola Oscar,
buena nota, para pensar un poco...
muchas veces a lo cotidiano le damos un poco de lado,
buenos documentos gráficos.
Pásalo bien en estas fechas.

Brookei dijo...

Cuanta razón!! Yo simplemente bajando a mi perra al parque puedo disfrutar de zorzales, abubillas, cotorras gris, petirrojos, herrerillos y carboneros y unos cuantos más

Salu2

AVES OF HEAVEN dijo...

hOLA COLEGA Y AMIGO,bueno ya veo que vas lanzado,espero no te enfries y sigas con tus comentarios y fotografias haciendo que disfrutemos un poquito la vida,deseo de corazón que tengas tu y los tuyos muy buena salud y el 2010 que sigamos cultivando la amistad entre los que no somos ni seremos divos de la ornitologia si no solo amigos.
Miguel

el autillo dijo...

¡Hola Oscar!

Todas estas aves de las que hablas y que estan entre nosotros son mas importantes de lo que creemos y el dia que dejemos de verlas sera que algo malo esta pasando, esperemos que esto tarde en ocurrir.
¡ESTUPENDAS FOTOS!

Manolo.

Tomás dijo...

Claro que si Oscar, a cada ave lo suyo, en cada lugar donde pasamos unas ratos aparece uno de estos pequeños pajarillos, más de una vez he pensado en dedicar alguna entrada que otra a estas "aves de andar por casa",tu te has adelantado pero recogeré el testigo, todo es compatible el ir a la busqueda de rarezas por allá donde aparezcan como el disfrutar de las andanzas de estas especies que como el petirojo nos hacen disfrutar el día a día, si esta especie fuera rara estaríamos hablando de su belleza y el arte que tien al posar ante nuestras cámaras,
no me enrrollo más,
un abrazo, y te deseo un excepcional 2010.

César Oliveira dijo...

Boas fotos no teu blog, parabéns.
Um abraço de Portugal

Isabel dijo...

Muy acertado el contenido de la entrada Oscar e ilustrada con mucho gusto!!!!
Saludillos, Isabel