Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

domingo, 22 de abril de 2012

Pisteando por Pitillas en busca de primavera.

El pasado jueves decidí pasar el día entero en las pistas que recorren el entorno de Pitillas en busca de la primavera y sus aves, sus aromas y sus lluvias! Pues sí, llovió, salió el sol, granizó y volvió a llover chuzos de punta pero aun así los cantos de las aves, la tranquilidad del lugar bien mereció la visita.

Nada más entrar a las pistas pude observar una buena variedad de Currucas. En las fotos, que no son nada buenas pero que a mi me sirven, se puede apreciar a una Curruca carrasqueña primero y a una Curruca zarcera. Como digo, había gran variedad de ellas pero claro otra cosa es fotografiarlas en condiciones...jejeje.
Un poco más adelante pude ver un grupito de Zarapito trinador alimentándose en los campos pero no pongo foto por la lejanía...
Las aves volaban de un lado a otro totalmente ajenas, o casi, a mi presencia, muy ajetreadas en sus quehaceres primaverales. Sus cantos se entremezclaban en una sinfonía que podría llamarse "la Primavera" digna de los mejores compositores de la historia (o aun mejor...).
Me sorprendió la cantidad de Abubillas que pude observar durante todo el día así como de Collalbas.

La sorpresa vino cuando, metido por aquellos caminos perdidos de la mano de Dios, pude observar gratamente un ejemplar de Collalba negra! Para cuando quise parar el coche y coger la cámara ya había desaparecido... Una lástima pero que me hizo mucha ilusión pues no se si es común verlas por estas latitudes, sí más al sur...
Lo cierto es que fui con un objetivo claro pues "un pajarito" me había advertido de la presencia de Roquero rojo en la zona. Tuve suerte y disfruté de su observación aunque estoy casi seguro que se reía de mí... Aparecía donde menos lo esperaba y justo antes de caer un chaparrón con lo que las pocas fotos que le hice son muy malas... Sorry!

Pero me doy por satisfecho aunque no descarto volver a intentarlo si el tiempo mejora...
En los ratos de espera y acecho pude observar y disfrutar de otros habitantes de la zona. Las Perdices cantaban sin parar y buscaban oteaderos cada vez más altos para hacer llegar su vos bien lejos. Por debajo apareció este simpático amiguito que parecía molesto con el canto de la Perdiz, como si le hubieran sacado de la siesta...

Fui testigo (otra vez sin foto...) de la persecución del perro de un pastor y un Zorro. Al final, Maese Raposo consiguió escapar sano y salvo pero fué una larga carrera a través de los campos.
Por cierto, el pastor me comentó que ya había visto los primero Abejarucos!
En un momento dado el viento cambió de dirección y parecía propicio para el vuelo de las rapaces. Milanos reales y negros, Aguilillas calzadas, Aguilucho cenizo y Culebreras entre otros se adueñaron de los cielos grises y apagados...
Esta se puso a tiro y aproveché la ocasión. Como se aprecia en la imagen, el cielo no daba tregua.
Pero las cantarinas Cogujadas aprovechaban cualquier momento de descanso entre chaparrón y chaparrón para ponerse las botas.
Otros aguantaban estóicamente sin inmutarse como en el caso de este Mochuelo...

De nuevo disculpas por la calidad de las imágenes... Cuando el día no acompaña es complicado, jejeje. Bueno, como ya he dicho antes, abundaban las Abubillas y para muestra os pongo este video que pude sacar a una de ellas:
video

En los muros de un corral, las Chovas piquirrojas aprovechaban para raspar sus picos contra las piedras y armar un pequeño escándalo con sus graznidos. Fijaros que una de ellas está anillada.
Ni que decir tiene que los campos estaban llenos de Pinzones, Pardillos, Verderones, Verdecillos, Bisbitas, Jilgueros, etc... Os dejo alguna foto de muestra.
Bisbita campestre entre gotas de lluvia ligera.

Curruca tomillera



Bueno, y este ha sido el relato más o menos de lo que fue ese día por las pistas de Pitillas. Intenté documentar todo lo visto pero no todo fue posible fotografiar, bien por la escasa luz de algunos momentos, por la lluvia o por la lejanía pero lo que sí es cierto es que disfruté como un enano!!! Ah, ya al atardecer también el Cuco se dejaba oir.
Espero que os haya gustado este relato.
Gracias por pasar y comentar!!!!

Salu2

lunes, 9 de abril de 2012

Autillo europeo. Llega la primavera.

Autillo europeo (Otus scops)
Estos días he tenido la gran suerte de localizar a un Autillo europeo en un parque de Pamplona y se ve que está aquerenciado al mismo árbol lo que me ha dado la oportunidad de poder sacarle alguna foto de día. Es impresionante poder observar el camuflaje de este ave tan difícil de localizar de día. No emite ningún sonido y se limita a esperar al atardecer para emitir su típico silbido, claro, aflautado y musical. Desciende de su percha para atrapar insectos de gran tamaño.
Por lo general es un ave relacionado con el verano pero está claro que ya en primavera aparece por estas latitudes. Realiza su nido en los huecos de los árboles, en paredes o edificios y tiene una puesta de 4 a 5 huevos que realiza en una sola nidada entre abril y junio.
En esta fotografía se observan claramente los rasgos típicos del Autillo europeo, La "V" anchas de color gris claro entre los ojos, el borde oscuro en el disco facial, las bandas oscuras en el pecho, las falsas orejas que sus plumas de la cabeza en forma de mechones y el complejo dibujo que hace que se camufle y pase totalmente desapercibida a los ojos de cualquiera incluso en un parque lleno de gente como estaba este ejemplar.
Algunos datos:
Longitud: 19 a 21 cm.
Envergadura: Entre 46 y 55 cm.
Peso: En torno a los 70-120 g.
Vive en grupos familiares y llega a tener una longevidad de hasta 10 años.
Su estatus está marcado como "En Declive".
Perfectamente camuflado

Gracias por la visita!!!!!!
Salu2

viernes, 6 de abril de 2012

El Centinela, Monumentos Naturales.

En el término municipal de Zudaire (Améscoa Baja) se encuentra, en un cruce de caminos en una ladera sobre el pueblo en el paraje denominado "Iturberri",testigo de la historia y del devenir de los tiempos, del paso del hombre y de sus propias historias, majestuoso y vigilante ante el caminante, este fabuloso ejemplar de quejigo (Especie: Quercus faginea Lam.) llamado el Centinela.
Cuentan los lugareños que en el interior del fuerte tronco de este quejigo existía un hueco en el cualcabía una persona. Dada su estratégica situación en un cruce de caminos, este hueco era usado para mantener allí a una persona que vigilara en épocas de peste o epidemias para que nadie entrara al pueblo. Más adelante, parece ser que la Historia nos cuenta como las tropas Carlistas también utilizaron este puesto de vigía para mantener en él un centinela que vigilase los caminos. Y de ahí su nombre "el Centinela".
Con el tiempo, esa oquedad fue tapada con una tabla y en la actualidad el árbol está cicatrizando y creando labio sobre la misma absorbiéndola hacia su interior y cerrando el hueco con sus historias como queriendo guardar un secreto que sólo a él pertenece.
Algunos datos de interés:
Coordenadas UTM:
X: 70.757 Y: 4736.444 Z: 609m.
Dimensiones:
1,62 m. de diámetro a 1,30 m. de altura.
Diámetro de la base:
1,45 m.
Altura total: 16,80 m.
Proyección de la copa: 14X13 m.
Algunas de sus ramas principales fueron cortadas y esto le da una sensación de inestabilidad. En contraposición presenta un fuerte tronco y abundantes y poderosas raíces en la parte del talud.
Fue declarado Monumento Natural en 1991 por su valor historico. Otro ejemplo más de las maravillas naturales que tenemos en esta hermosa tierra navarra y que merece ser visitado.
Una vez visto podemos visitar también un cercano robledal y disfrutar de las vistas, del paisaje y de la naturaleza.


Salu2