Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

viernes, 4 de julio de 2014

El castillo de Irulegi

Libre recreación del castillo
Hola de nuevo!
Hoy quiero hablaros de un castillo que está muy cercano (o estaba, mejor dicho) a Pamplona. Se trata del Castillo de Irulegi. Y digo "estaba" porque realmente lo que queda de él son apenas restos visibles de lo que fue su planta.  Este castillo se haya sobre la cima del monte Irulegui o, como también se le llama, peña de Laquidáin, en la Sierra de Aranguren.
La cima posee un fuerte desnivel por su parte norte y laderas pronunciadas por el sur, este y oeste. Es por esto que se construyó el castillo aquí. Por su parte frontal, la más accesible (sur), existía un foso y un muro defensivo que no aparecen en la recreación que he hecho y que apenas se intuyen en las ruinas.
Otra recreación con un fotomontaje
El nombre "Irulegi" se puede traducir como Hiru "tres" y Legi "cima" "Tres cimas" y puede que tenga alguna relación con las tres alturas que existen en esta parte de la sierra de Aranguren, Irulegi, Urramendi y San Cristóbal (no el de Pamplona).
Su fecha de construcción no se sabe con certeza pero se sabe que está construido sobre un antiguo castro vascón de la Edad de Hierro. Estos antiguos castros conformaban un sistema de torres de vigía en caso de incursión en el recién creado Reino de Navarra pero cuando las fronteras crecieron más allá del Ebro fueron perdiendo su función. A partir de aquí, este tipo de construcción se utilizaba bien como cárcel o como castillo residencial volviendo a su función militar en tiempos de guerra.
Irulegi vivió diferentes etapas, unas como torre de vigilancia y otras más militares como en las guerras con Castilla en 1378, 1429 o 1460. Se sabe de estas "etapas" pues aparecen reflejadas en las cuentas de Comptos. Así pues, se dice en ellas que en 1378, durante la guerra con Castilla, había 18 hombres de armas en él.
Existen varios documentos que nos hablan de su existencia durante la Edad Media como por ejemplo uno que data del año 1318 y que habla sobre la reparación de turris maioris y del aljibe. (Reg.17, fol. 19v).
Aunque parece que ya existía desde el siglo X, el primer alcaide del que se tiene constancia es Martin Ximénez de Aibar en 1276. También en el año 1374, el merino de Sangüesa comunicaba al tesorero que había visitado el castillo de Irulegi, encima de Laquidáin, y que había podido comprobar que el alcaide Gonzalo Ruiz de Eransus residía allí con toda su familia. (CAGN, III, n. 263, 275).
Según reza uno de los carteles explicativos, el castillo sufrió, probablemente, su primera destrucción en el año 924 por parte de las tropas de Abd Al Rahaman III y hasta su derribo en 1494 sufrió diferentes ampliaciones, reparaciones y reformas.
El Ayuntamiento del valle de Aranguren junto con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, llevan desde el año 2007 promoviendo la recuperación patrimonial de este castillo.


Durante la Guerra Civil entre Agramonteses y Beaumonteses este castillo formaba parte de las posesiones del Conde de Lerín y lo ocupaba como alcaide en la última fase del siglo XV Juan de Mearin, beaumontes. Sin embargo, el 19 de septiembre del año 1494 fue recuperado por los monarcas navarros Juan III y Catalina de Foix.
Pero en diciembre de ese mismo año fue mandado derruir por considerarlo innecesario y costoso su mantenimiento. Se le encargó este trabajo a Juan de Garro y el capitán Remonet. Está claro que con ello pretendían evitar las posesiones de gente afín a Castilla tan cerca de la capital.
"Su desportillado o derribo del almenado y la rotura de parte de sus muros además de retirar las puertas defensivas y otros elementos no debió ser un daño irreparable para el castillo y es probable que la torre del homenaje o principal sirviera de residencia. Su derrumbe por el paso del tiempo y la falta de dinero para sus reparaciones fue lo que desencadenó su final definitivo.

Obra de Iñaki Sagredo, autor del libro "Castillos de Navarra". 



Una parte, un trozo más de nuestra historia que nos contempla. Y como pasa con el castillo de Tiebas, no podemos echar la culpa a las tropas Castellanas, no al menos directamente, de su derribo pues otras fueron las circunstancias que llevaron a Irulegi a su ruina y no fue la acción directa del Cardenal Cisneros.




Los dibujos son realización propia y creaciones ficticias pero situadas sobre el emplazamiento original del castillo.
Espero que disfrutéis de esta entrada.
Saludos!!!!

miércoles, 18 de junio de 2014

El Haya de los tres brazos. M.N.13


Hoy vengo a enseñaros este magnífico ejemplar, el único de su especie catalogado como Monumento Natural en la Selva de Irati, que es el Haya de los Tres Brazos. 
Este Haya es un ejemplar magnífico, alto, de tronco único que se divide en tres brazos que crecen apretados y verticales. Por su conformación infrecuente, porte espectacular y extraordinarias dimensiones fue declarado Monumento Natural en 1991.
Tiene unas dimensiones de:
Diámetro en la base: 1,81 m
Diámetro a 1,30 m de altura: 1,53 m
Altura total: 40 metros
Altura de la primera rama: 4 metros.
Proyección de la copa: 23 X 20 m. 

El Perfil del suelo es:
Clasificación: arcillosa fina, mixta, profunda...
Geomorfología: ladera de erosión
Material de partida: Calizas
Erosión: hídrica laminar ligera
Salinidad: Libre
Alcalinidad: Libre.

Lo cierto es que en las fotos no se aprecia la magnificencia y el porte de este árbol situado en un enclave privilegiado de nuestra tierra.
Como he dicho, el Haya de los Tres Brazos (Fagus sylvatica L.) se ubica en la Selva de Irati, en el municipio de Orbaitzeta y en el paraje de "Anbulolatz". Se encuentra rodeada de otras hayas de buen porte y abetos acompañados por bojes y otras especies arbustivas. Sobre su corteza encuentran habitat musgos y líquenes.
Acceso:
Se toma la carretera de Orbaitzeta a la Fábrica de Armas y pasados unos 2,5 Km veremos el desvío hacia la pista que nos lleva al Embalse de Irabia. En el punto kilométrico 3,8 se abandona esta pista y se sigue a la izquierda por un sendero de corto recorrido, unos 150 metros, sin ninguna dificultad, que remonta una pequeña vaguada y que discurre hacia el norte. Os pongo una foto de por donde debéis ir ya que antes está la señal del SL NA50C "Anbulolatz" por el cual también se llega al Haya pero haciendo este sendero del cual haré una breve entrada más adelante.El sitio por el que debéis ir es este:
Ahí veréis el cercado del ganado. Pues de ahí para adelante unos 100 150 metros.


Coordenadas UTM:
X: 647.583
Y: 4.764.186
Z: 958 m
Un magnífico ejemplar digno de recibir nuestra visita!!!!
Salu2!!!!!!!!!!!!!

viernes, 13 de junio de 2014

Laquidain-Irulegi-Laquidain

Después de estar bastante tiempo sin hacer una ruta hoy, por fin, me he decidido a echarme al monte y empezar a desintoxicar este cuerpo maltratado. Como llevaba bastante tiempo con esta subida en la carpeta de "pendientes" he aprovechado la buena mañana de hoy para pasarla a "rutas terminadas".
Como veis en el título, la ruta elegida ha sido Laquidáin-Irulegi-Laquidáin y ha sido la elegida por dos motivos, uno, que está muy cerca de Pamplona (valle de Aranguren) y dos, porque en su cima están las ruinas del Castillo de Irulegi que entra dentro de la ruta de los castillos y fortalezas de Navarra y del cual realizaré una entrada más adelante.
Captura de pantalla desde Rutas Navarra 
Como veis se trata de una ruta circular que comienza en el pueblo de Laquidain, sube hasta la cima del monte Irulegi y vuelve a bajar rodeándolo hasta llegar a Laquidain de nuevo. Un paseo agradable y también exigente en algunos tramos. Recordad llevar buen calzado, agua y un bastón pues la bajada es bastante inclinada en algunos puntos y os será de gran ayuda.
Aquí podemos dejar el coche y comenzar a avanzar por la pista que asciende dejando a la izquierda la que lleva a Lerruz. 

Enseguida llegamos al cementerio, que lo dejamos a nuestra derecha, y seguimos avanzando hasta llegar a una zona de pino joven. Seguiremos esta pista hasta que acabe y encontremos la señal indicadora del castillo de Irulegi.
Aquí entramos en una zona de matorral y monte bajo (ollagas, endrinos, boj, pino...). El paisaje cambia radicalmente y el bosque nos abraza en su frescura. Las Hayas nos reciben y la pendiente comienza a ser un poco más pronunciada y aparecen piedras. Esta es una zona de roca arenisca caliza que resiste más a la erosión que la Marga o Tufa de las partes bajas del valle.
Seguimos el camino, ascendiendo, ganando altura mientras observamos zonas de pino de repoblación y bosque autóctono además de antiguos campos de cultivo que fueron abandonados por la dificultad de acceso a ellos y que ahora sirven de pasto para cabras y ovejas. Vemos zonas donde se desarrollan el rosal silvestre, enebros, ollagas, endrinos, pino....que van colonizando estos parajes.
Encontraremos alguna señal indicadora la cual nos sitúa en la buena dirección aunque el camino no tiene ninguna pérdida.
Seguiremos andando aun un trecho ascendente hasta llegar a dar un giro a la izquierda donde, de pronto, se abre un gran claro y ya divisamos el castillo y la cima del Irulegi.
Subimos la última pendiente para buscar el buzón y "hacer cumbre". Desde aquí tendremos unas vistas increíbles además de poder ver los restos del Castillo.


Como digo, las vistas son impresionantes!! No me extraña la situación de este castillo....
Pamplona

Balsa de Ezkoriz

Una vez hallamos disfrutado de las magníficas vistas, del castillo y hallamos repuesto fuerzas retomamos el camino para iniciar la bajada que nos llevará de nuevo a Laquidáin.
Esta vez iremos en busca de las 145 escaleras y del poche Idoate para después girar y seguir en busca del Roble de las Hadas.

Como se indica en la imagen giraremos a la izquierda guiándonos ahora por las señales blancas y moradas.
Durante este descenso disfrutaremos también de hermosas vistas hacia el sur.
 Y hacia el norte....
Por fin llegamos hasta las escaleras. En este punto tengo que advertir que la pendiente de bajada es pronunciada y que algunas escaleras no están en muy buen estado por lo que andaremos con ojo de donde pisamos.
Inicio del descenso por las escaleras

Final del tramo de las 145 escaleras
Una vez acabado el tramo de escaleras llegaremos de nuevo a la frescura del bosque y seguiremos bajando en dirección al poche. Llegados allí giraremos a la derecha siguiendo las señales blancas y moradas para encaminar nuestros pasos paralelos a la pista que lleva al entro de recuperación de fauna de Ilundáin sin hacer caso a las señales blancas y rojas del GR-220 que nos indican que no lo estamos siguiendo.

Hacia la izquierda al poche. Seguiremos la flecha hacia la derecha.
Señal del GR-220 arriba. La que nos interesa, debajo en morado y blanco.
 A partir de aquí el camino es muy agradable y sencillo aunque antes haremos una parada para leer el cartel tan interesante que nos indica como eran las comunicaciones en el valle hasta la aparición del coche.

Como he dicho, tras un agradable paseo bordeando el monte llegaremos al Roble de las Hadas. Un ejemplar que debió ser magnífico en su tamaño pero al que, parece, le alcanzó un rayo...

Roble de las Hadas
Y así, de nuevo siguiendo el camino marcado, dejando el roble a nuestra izquierda, continuaremos caminando hasta llegar de nuevo a Laquidáin y dar por terminada esta interesante y agradable ruta.
Espero que disfrutéis de esta entrada como yo de la ruta!!!!
Laquidáin
Salu2!!!!!!!!!!!!! Y gracias por estar ahí!!!!!!!!!!