Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

lunes, 14 de abril de 2008

En el Bosque de Orgi

Este fin de semana lo he dedicado a visitar el frondoso y mágico bosque de Orgi. Situado en el valle de la Ulzama, a 25 kilometros de Pamplona se encuentra este milenario bosque que ocupa unas ochenta hectáreas. Es el único bosque que queda de estas características tan bundantes antaño en el norte de Navarra. En el además de varias especies de árboles como son el fresno, arce, olmo, etc, sobrevive un tipo de roble capaz de vivir en suelos encharcados. Es el Quercus robur de la familia Fagaceae conocido como roble Carballo o Pedunculado. El lugar es un auténtico paraiso para las aves y otros mamíferos, anfibios,murciélagos, etc. Cabe destacar la presencia de la rana ágil o rana dalmatina, de color pardo rojizo con manchas negras. Es un anfibio de tan solo 8 o 9 cm de tamaño que utiliza el bosque y su charca (preparada para tal fin) para reproducirse. Orgi fue declarado Área Natual Recreativa según Decreo Foral 251/1996 de 24 de junio.



El lugar está muy bien acondicionado para los visitantes así como para todo aquel aficionado a las aves que quiera contemplar un buen número de ellas en plena naturaleza. En mi visita la lista de observaciones fue sensacional mostrándose el bosque en todo su esplendor. El omnipresente Petirrojo (Erithacus, rubecula) te da la bienvenida nada más llegar junto con los Pinzón Común (Fringilla coelebs) y los auténticos reyes en estas fechas, los
Herrerillos comunes (Parus caeruleus) y los carboneros comunes (Parus major). El canto de las aves es una auténtica sinfonía que en las horas centrales del día decrece para luego retornar con más fuerza si cabe.

También pude deleitarme con el simpático y siempre atareado Agateador Común (Certhia brachydactyla) aunque he de reconocer que tengo mis dudas y así se lo hice saber a la simpática guarda de Orgi de que fuera, tal vez, norteño y no común. Localicé dos nidos de Trepador azul (Sita europaea caesia) los cuales también estaban muy afanados en sus tareas "domésticas".
Me hizo mucha gracia ver como los Herrerillos aprovechaban cualquier descuido de los Trepadores para, cuando menos, asomarse al nido que estaban preparando para ver si podían llevarse algo.

Mientras tanto los Arrendajos (Garrulus glandarius) volaban de un lado a otro cada vez que advertían mi presencia.
A este lo pillé despistado atusandose el plumaje y a cierta distancia (supongo que la que él consideró suficiente) y de esta forma obtuve esta toma.



El día era más gris que claro y esto ayudaba mucho para la observación pues, hay que decirlo, cuanta menos gente haya, mejor. Mientras algunas gotas de lluvia se escapaban y yo cambiaba mi ubicación buscando nuevas "presas" tuve la suerte de que una preciosa hembra de cuco común (Cuculus canorus) se posara justamente sobre mí, a tan solo unos metros de mi vertical. Pude observarla cierto tiempo con los prismáticos pero en cuanto intenté moverme para sacarle una foto desapareció volando entre los árboles. No volví a verla pero su canto me acompañó durante gran parte de la mañana. También se oía el incesante repiqueteo de los pájaros carpinteros y, de nuevo, solo pude observar sin sacar foto a un Pico picapinos (Dendrocopos major), un Pito Negro (Dryocopus martius) en vuelo y a un pico mediano (Dendrocopos medius) y a una solitaria Abubilla (Upupa epops) en lo mas alto de un Olmo. Ya cambiando de zona los Aviones Comunes (Delichon urbica) hicieron un breve acto de aparición al igual que los Mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita) y Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus). Las Currucas capirotadas (Sylvia atricapilla) macho se esforzaban con sus trinos por atraer a las hembras que parecían más preocupadas por realizar otros quehaceres. Mientras, incansables, una pareja de Milano negro (Milvus migrans) se cernía sobre el bosque girando y girando sin parar. También apareció un Busardo ratonero (Buteo buteo) que parecía querer buscar un posadero y al cual esperé pacientemente pero estaba claro que los milanos no le iban a dejar cazar en sus dominios así que al final desistió y desapareció de mi campo visual. Las nubes comenzaron a amenazar con descargar su húmeda carga y en ese momento decidí poner fin a mi visita pues, en el bosque de Orgi, hay mucho más por ver.





4 comentarios:

Baghyra dijo...

Eiiii Oscar!!!

No se si te sirvieron las pags. pero veo que te has colocado el contardor ;-)))

Muy buenas fotos, el peti es un encanto y lo has sacado guapo, guapo, ni que decir del arrendajo... ufff que ganas le tengo, en fin que se nota que has disfrutado y sigue con tus entradas que están muy bien.

Saludos, Isabel

rgomezmorte dijo...

Pus debería de prodigar en los post este conocimiento de la zona que tienes... es maravilloso, y desconocía totalmente este bosque aunque he vivido en pamplona muchos años ¡¡¡
En fin habrá que ir por allí a que me lo enseñes ¡¡¡
Un saludo Oscar.
Falconetti

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Pues Falco, será un auténtico placer enseñarte este rincón tan hermoso de Navarra.

Anónimo dijo...

yepaaa oscar
Soy bombolaser estuvimos charlando en el mparnasillo el otro dia. Ahora ya sabes quien soy.
muy guapa la pagina tio.
Yo tambien ando haciendo fotos!! ( desde hace un año)
suelo colgarlas en http://bombolaser.badoo.com/
Principalmente de grupos de rock
ya me pasare por esta genial pagina a aprender un poco mas de los rincones de nuestro viejo reino euskaro.