Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

sábado, 16 de agosto de 2008

La Cascada de Xorroxín.

En este lugar mágico del valle del Baztán, escondido cerca del barrio de Gorostapolo en Erratzu , cuenta la leyenda que se aparecían las Lamias, mujeres con cola de pez que peinaban sus cabellos con peines de oro a las orillas de sus aguas.
Situada al pie del monte Autza (1306 metros) la cascada de Xorroxín embauca al visitante con el rumor de sus aguas cristalinas. La exuberante vegetación convierte al lugar en un reducto natural lleno de magia y misterio. Muy cerca de aquí nace el río Baztán el cual da nombre al valle. Las leyendas del lugar hablan de la diosa Mari la cual habitaba en el monte de Autza junto a su compañero Herensuge, la serpiente macho, además de las ya mencionadas Lamias. Es por esto que el pequeño pozo donde vierte sus aguas la cascada recibe el nombre de lamiputzu o pozo de las lamias.

Árbol alcanzado por un rayo. Tal vez Mari se enfadó...Esta cascada se encuentra en mitad de un arroyo conocido como regata de Iñaberri o de Iztauz que recoge las aguas de los montes Autza y Masa y recorre los barrios de Gorostapolo e Iñarbegi para acabar en Erratzu donde se une a la regata de Izpegui.
El ambiente húmedo y lo relativamente recóndito del lugar han dado sus frutos en la creación de un paraje exuberante de bosque de hayas, robles, castaños y avellanos. Impresiona su visita en meses húmedos por la cantidad de agua que baja por la cascada y por la increíble vegetación que rodea el lugar, sauces, fresnos, alisos… además de los anteriormente mencionados. La variedad de aves es muy abundante estando presentes desde el Petirrojo común, la Curruca capirotada, el Zorzal, el Cuco, Mitos y Herrerillos entre otros. También abundan los pequeños animales de la oscuridad como babosas negras, miriápodos, araña pardosa, Estafilínido o Tijereta silvestre. Garduñas, Corzos y Tejones también visitan estás aguas pero ya en su cauce más bajo. En los prados se puede fácilmente observar rapaces como Águilas calzadas o Busardos ratoneros, Milanos, Alcotán y Gavilán entre otros. También los reptiles tienen su protagonismo en la zona. Lagartos, Lagartijas, Salamandras…
El lugar respira paz por los cuatro costados y el hecho de que no esté todavía demasiado humanizado ayuda a mantener esta sensación.
Llegar hasta la cascada es sencillo. Dejando el vehículo en Erratzu pasamos por el barrio de Gorostapolo en cuya entrada se encuentra la Ermita de la Virgen de los Dolores (Doloretako Amabirijina) desde la cual parte un camino que baja hacia la regata de Iñarbegi. Al llegar al primer puente de piedra ya nos adentramos en bosque siguiendo el camino que va paralelo a la regata. En la señal de Iñarbegi-Xorroxín tomaremos el camino de la derecha y llegaremos a un segundo puente, este de cemento, que atravesaremos. Con el arroyo a nuestra izquierda continuaremos por un bello sendero hasta llegar a una nueva desviación donde tomaremos el camino de la izquierda hasta encontrarnos de frente con el río. Depende como bajen las aguas es conveniente no confiarse demasiado pues ahora hay que atravesar el río y aunque suele haber un camino de piedras por el cual pasar es fácil que estas se encuentren cubiertas de agua lo que hará su paso resbaladizo. Una vez pasado el río y dejando este a nuestra derecha ya comenzamos a oír el canto de la cascada que nos atrapa y nos embruja hasta llevarnos a sus pies. Ahora ya solo toca disfrutar de este mágico lugar, conservar el silencio para no molestar a la diosa Mari y, con un poco de suerte, poder observar además de fauna, quien sabe si a alguna lamia peinandose los cabellos en sus orillas.












Imágenes:
































1 comentario:

Baghyra dijo...

Vaya Oscar!!!!

Hacía semanas que no pasaba por tu blog y me estoy poniendo al día.

Menudo lugar más bonito!!!!

La historia o leyendas que invaden los bosques siempre me han gustado y ésta con la Diosa Mari y las Lamias me ha encantado.

Escribes muy bien!!!!

Saludillos, Isabel