Navarra al Natural

DESCUBRE NAVARRA AL NATURAL

miércoles, 29 de febrero de 2012

Encino de Cábrega. Monumentos Naturales.


De nuevo en Tierra Estella para mostraros esta vez el Monumento Natural Nº3 según la guía de Monumentos Naturales de Navarra. El Encino de Cábrega.
Muy cerca del Encino de las Tres Patas de Mendaza se encuentra este otro magnífico ejemplar de encino. Situado en los campos cercanos del señorío o caserío de Cábrega, localidad del municipio de Mués, nos da una idea de lo que antaño debieron ser estos parajes llenos de bosques que albergaban estas poblaciones de encinas. El señorío de Cábrega pertenece al XII Marqués de Cábrega, también XIX Duque de Villahermosa además de otros títulos nobiliarios y que también es propietario, entre otros muchos, del Palacio de Villahermosa, que alberga el actual Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.
Conjunto Palacio-Iglesia de Cábrega
Según cuentan algunas leyendas, el famoso bandolero Juan Lobo formó su banda en este señorío allá por el S.XVI.
El encino se encuentra en la pieza denominada del "Monte", Coordenadas UTM:
X: 561.461 Y: 4.718.954 Z: 599 m. Podeis ver la localización exacta en la pestaña "ubicación".
Tiene un diámetro en su base de 1,39 metros, una altura de 14,70 metros y una proyección de la copa de 26 x 20 metros. Sus ramas caen hasta casi tocar el suelo. Pertenece a la variedad Quercus ilex subsp. ballota (también denominada Q. rotundifolia o Q. ballota), que dan una bellota dulce, que puede comerse, como las castañas: de hecho, los mas deliciosos jamones se elaboran a partir de cerdos alimentados con este tipo de bellota. (fuente: Internet). Hay que decir que aunque fue declarado Monumento Natural con el nombre de encino, al ser de la subespecie ballota su nombre vulgar sería Carrasca. 
El encino se ve desde la carretera pero no se aprecia su magnificencia sino una vez nos hallamos cerca de él y comprobamos como sus enormes ramas nos envuelven en un frondoso abrazo.
El porte del árbol es magistral debido a que sus ramas se podaban para obtener más bellotas. Lamentablemente una de estas ramas se vino abajo, según cuentan, cuando un vecino de Sorlada estaba podándola.
Vista de la cicatriz producida por la rama que se desprendió. Por el tamaño de la misma se deduce que debía ser enorme.
Se le declara Monumento Natural en 1991 y en principio esta declaración era para dos ejemplares pero uno de ellos fue derribado en 1996 por un vendabal y de él solo queda el tocón de la base que sirve para hacerse una idea del porte que prodría tener esta encina. No se sabe a ciencia cierta la edad de este árbol pues en ejemplares vivos es muy difícil saberlo pero dicen que tiene no menos de 500 años aunque es probable que no llegue a los 1000.
De cualquier forma es un ejemplar digno de visitar, sentarse bajo  sus ramas y mirar hacia arriba para comprender y asombrarnos de los prodigios de la madre naturaleza y de la acción beneficiosa del hombre sobre ella.
Tocón de la encina derribada por un vendabal en 1996.
Os dejo algunas fotos para que disfruteis de este ejemplar. Gracias por pasar y comentar!!!



Salu2!!!!

4 comentarios:

mikelgar dijo...

Sobrao, como siempre, Óscar. Yo, con el optimismo que me caracteriza, también me entristezco un poco cuando tenemos que declarar monumentos a los árboles...ya mentiendes..

(Cloruro sódico-Grupo de rock liderado por Bono):)

Anónimo dijo...

Me encanta, si esta cerca de la carretera igual me escapo alguna vez, me alegra que haya arboles con tantos años
Ander

luis el biologo dijo...

Vaya bellezón de encina.
Que bonitas son estos singulares árboles que los hombres tenemos que cuidar
Un abrazo
faunaiberica-biologia.blogspot.com

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Ya te entiendo, ya... una lástima.
Pero es cierto que nos fijamos bien poco en lo que tenemos alrededor hasta que algo lo destaca...
Ander, puedes ir tranquilamente a verla pues está perfecta para ir andando.
Luis, tienes mucha razón. Debemos cuidar estas cosas y otras muchas... Hablaría largo y tendido sobre esto y sobre que datos hacen incluir a unos árboles y a otros no siendo igual de espectaculares (vease Roble de Echagüe, por ej.)...